Son monjas jóvenes que no quieren resignar ninguno de sus dos gustos, la vocación de estar al servicio de Dios y la de comer coños. Por eso es que ellas se juntan a escondidas en la sacristía todos los martes.

  • 0
  • 2 meses

A escondidas en la sacristía se comen los coños

Son monjas jóvenes que no quieren resignar ninguno de sus dos gustos, la vocación de estar al servicio de Dios y la de comer coños. Por eso es que ellas se juntan a escondidas en la sacristía todos los martes.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *