A la casa de éste tío llegó a golpear la puerta para vender sus galletas de Boy Scouts. Pero la jóven se encontró con un dueño de casa muy cachondo que no solo le compró todas las galletas, le enseñó su gran polla.

  • 0
  • 2 años

Una Boy Scout de 21 añitos

A la casa de éste tío llegó a golpear la puerta para vender sus galletas de Boy Scouts. Pero la jóven se encontró con un dueño de casa muy cachondo que no solo le compró todas las galletas, le enseñó su gran polla.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *